Home / Enfermedades / Todo sobre el síndrome diarréico

Todo sobre el síndrome diarréico

La diarrea es el incremento de la materia fecal, incremento en el numero de las deposiciones (pero de 5 veces en veinticuatro horas) y cambios en la consistencia (son deposiciones blandas).
El deseo de evacuar, frecuentemente incontrolable, acostumbra a ser el único o bien primordial inconveniente, acompañado habitualmente de cólicos y, en dependencia de la etiología, puede acompañarse de moco, pus o bien sangre en las heces; acarrea una baja absorción de líquidos y nutrientes, pudiendo estar acompañada de dolor, fiebre, náuseas, vómito, debilidad, malabsorción o bien pérdida del hambre.

Conforme su duración se clasifica en aguda y crónica. La primera se identifica por ser de corta duración, no más de cuarenta y ocho horas; su origen es infeccioso o bien por intoxicaciones alimentarias; y la primordial complicación es la deshidratación que puede provocar.

La diarrea crónica presenta una duración pero prolongada, con deposiciones liquidas o bien semilíquidas, de hasta cinco o bien siete veces por día; y las primordiales consecuencias que acarrea son la deshidratación, la perdida de peso y la desnutrición.

sindrome-diarreico

En adultos normalmente es leve y desaparece de forma veloz sin dificultades, al tiempo que en bebés y pequeños (en especial menores de tres años), la diarrea puede ocasionar deshidratación peligrosa muy de forma rápida.

La presencia de esta condición puede ser un síntoma de una lesión, de una enfermedad (como celiaquía, enfermedad inflamatoria intestinal, síndrome de intestino irritable, síndrome de malabsorción), de una alergia, de la intolerancia a determinados comestibles, por infecciones virales o bien por enfermedades producidas por  comestibles.

Otras causas son la ansiedad, las situaciones de agobio, ciertos fármacos (como laxantes, antibióticos, antiácidos que contengan magnesio) y la diarrea del viajante.

Para el tratamiento de la diarrea se emplea la dieta astringente, sosteniendo un reposo intestinas en las primeras veinticuatro horas, y la introducción de los comestibles se efectuará poco a poco, conforme la tolerancia del paciente. Además de esto, se tendrá presente la rehidratación oral, para restituir la pérdida de líquidos y electrolitos (como sodio y potasio), esencialmente.
Esta clase de dieta se fundamenta en el consumo de agua sin gas, infusiones claras, caldos de frutas, caldos de verduras y/o sales de rehidratación oral. En una segunda etapa, se va a probar tolerancia con arroz decorticado y fideos de laminado fino bien cocidos, poca cantidad de pan y aceite, y purés de vegetales (como papa, batata, calabaza, zapallito) y de frutas (como manzana, pera, membrillo); clara de huevo y quesos blandos. Y por último, añadir carnes bien cocidas, iogur y leche.

Una buena recomendación, asimismo, es evite los fármacos antidiarreicos (sin prescripción medica), debido a que pueden empeorar la situación.

Dentro de las medidas precautorias, se incluyen:

  • Lavarse las manos ya antes de ingerir comestibles.
  • Lavarse las manos al salir del baño.
  • Hervir el agua a lo largo de diez minutos ya antes de consumirla.
  • Consumir agua bebible.
  • Sostener buenos hábitos higiénicos.

 

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …