Home / Alimentación sana / Selección de comestibles para el estreñimiento

Selección de comestibles para el estreñimiento

Ante la presencia de estreñimiento o bien constipación, la meta más esencial que se persigue es aquel que capaz de regular o bien normalizar el funcionamiento del intestino; y para esto es preciso aprender a escoger los comestibles más convenientes que lo consigan.

estrenimiento

Por consecuente, la selección de comestibles consiste en:

Leche y lácteos: Preferiblemente semidescremados o bien descremados. Pueden incluirse, además de esto, batidos lácteos, postres lácteos tipo natillas, flan, arroz con leche.

Quesos: En una etapa inicial se consumirán en pocas cantidades.

Huevos: Se consumirá sin inconvenientes.

Carnes: Todas. Carnes magras. Eludir vísceras y embutidos.

Verduras y hortalizas: todas y cada una, preferiblemente crudas, con cascase. Eludir las que generan flatulencias (como col, coliflor, brócoli, coles de Bruselas, choclo, batata, papa) y consumir poca cantidad de zanahoria. Eludir los purés.

Frutas: Prácticamente todas; frescas, secas y cocidas, con cascase y bien lavadas. Eludir el membrillo, la pera y la manzana, en tanto que son astringentes, y difieren la normal evacuación intestinal; y las frutas en almíbar y confitadas.

Cereales: Acrecentar el consumo de salvado de trigo y de avena. Cereales integrales (pan, cereales y galletas integrales, muesli); y limitar el arroz (por ser un comestible astringente) a 1-dos veces a la semana, o bien conjuntarlo con legumbres y verduras. Eludir galletitas dulces, el pan torrado y los productos de repostería.

Legumbres: Todas y cada una. (lentejas, arvejas, garbanzos, alubias, habas, guisantes, soja o bien soja).

Semillas: Todas y cada una, sin inconvenientes; mezclas de diferentes tipos (girasol, chía, lino, sésamo, entre otras muchas)

Azúcar: Consumir moderadamente.

Dulces y mermeladas: Se dejan la miel, las jaleas, las mermeladas (es mejor que sean caseras) y los dulces sólidos. Eludir el chocolate, las gominolas y los dulces.

Aceite: Vegetales, mejor en crudo y frutos secos. Eludir las frituras, salteados, guisados y estofados.

Condimentos: Ácidos (Vinagre y limón), aliáceos (Ajo, cebolla, cebolleta, cebollino, puerro, conforme tolerancia), yerbas aromatizadas (Romero, salvia, tomillo, hinojo, anís, menta, comino). Eludir los picantes (Pimienta, pimentón).

Bebidas: Es esencial el consumo de agua; asimismo, caldos, infusiones y jugos naturales, licuefactados de frutas. Eludir el té, los cítricos y las bebidas alcohólicas.

Las recomendaciones dietéticas, a tener en consideración, son:

  • Alimentación variada y equilibrada.
  • Reducir la cantidad y frecuencia de consumo de azúcar y productos azucarados.
  • Comer de forma ordenada, respetando los horarios de comida.
  • Masticar bien, y comer y tomar despacio.
  • Tener una nutrición fraccionada.
  • Realizar ejercicio de forma habitual; y que, además de esto, robustezca los músculos del abdomen.
  • Incluir comestibles ricos en fibra.
  • Beber rebosante cantidad de líquidos (de uno con cinco a dos litros al día); preferiblemente fríos, y en ayuno.

En síntesis, la combinación de una buena selección se comestibles (esencialmente ricos en fibra), la ingesta de rebosante líquidos y el ejercicio físico forman los componentes primordiales del tratamiento.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …