Home / Enfermedades / Resguardar los ojos de los riesgos del sol

Resguardar los ojos de los riesgos del sol

Nuestros ojos son nuestro bien más apreciado. Sea como sea la intensidad de la luz solar, o bien de la luz difusa, las nubes y la niebla no filtran bien todos y cada uno de los rayos UV, de ahí que todos debemos resguardarnos de sus posibles consecuencias.

Los rayos de sol se componen de 3 géneros de radiaciones: UVA, UVB, y rayos infrarrojos. Los rayos ultravioletas doran la piel, mas asimismo pueden quemarla.

Son menos perceptibles, y pueden provocar inconvenientes que van del enrojecimiento a daños más graves: afecciones de la retina, inflamaciones, aparición prematura de cataratas. Los rayos infrarrojos, que propagan el calor del sol, calientan y en ocasiones queman los párpados, secando la córnea y provocando el cansancio visual.

Además, la luz azul, bien difícil de centrar por el ojo, puede inducir a una fatiga visual. Es el primordial responsable de los fenómenos de deslumbramiento y de determinadas aberraciones cromáticas (mala percepción de los colores), pudiendo causar fallos de consideración.

Tabla de Contenidos

  • Nieve en polvo y arena fina
  • Las lentes de sol
  • El material de los cristales

Nieve en polvo y arena fina

El sol puede provocar en el ojo una triple agresión. La primera por su irradiación directa en función de la estación, el sitio geográfico y la altitud. La segunda por los reflejos de los rayos UV que cambian dependiendo de la naturaleza del sol.

La nieve en polvo refleja el ochenta y cinco por ciento de los rayos UV, contra el veinte por ciento de la arena de las playas. Esta es la primordial causa de daños oculares en la nieve. Por último, la tercera causa es el deslumbramiento, debido al reflejo de los rayos solares que puede provocar una molestia visual y dolor ocular.

Las consecuencias pueden ser graves: caída de la acuidad visual, alteración de la visión de los colores y de la percepción de los relieves.

Las lentes de sol

Únicamente las lentes de sol pueden reducir la intensidad de la luz, absorbiendo los rayos de sol que queman los ojos y filtrando de forma selectiva la prácticamente totalidad de los rayos UV, absorbiendo una gran parte de los rayos perceptibles y de los infrarrojos.

El material de los cristales

Los cristales minerales tienen grandes cualidades ópticas: se rayan menos y son inmutables en el tiempo. Son cómodos para emplear en urbe, mas son pesados, y por norma general peligrosos en el momento de practicar un deporte.

A los atletas se les aconseja el empleo de cristales orgánicos, hechos en policarbonato, porque son indestructibles y 3 veces más ligeros que el cristal. De una calidad óptica menos estricta, se rayan con sencillez, a menos que estén fabricados con un policarbonato tratado.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …