Home / Enfermedades / Psoriasis, síntomas y tratamiento

Psoriasis, síntomas y tratamiento

La psoriasis es una enfermedad que afecta la piel, siendo crónica y recurrente, cuya causa es desconocida

Las personas que la sufren, en su mayor parte, atraviesan por periodos en los que los síntomas tienden a mitigarse y en otros instantes se hacen más molestos y palpablemente evidentes.

Como síntomas podemos encontrar:

  • Aparición de máculas color colorado en la piel y cubiertas de escamas plateadas
  • La piel se halla muy seca y acostumbra a agrietarse y sangrar
  • Generalmente la persona padece de picazón, ardor o bien dolor
  • Inflamación y rigidez en las articulaciones

La psoriasis no es tomada por todas y cada una de las personas de igual forma, al paso que para ciertos es solo una molestia, para otros es un factor que los discapacita, de manera especial cuando se halla asociada a la artritis.

Entre las peculiaridades de la psoriasis hallamos lesiones sobre elevadas, de tonalidad roja que acostumbras a escamarse, siendo además de esto bien delimitadas y de distintos tamaños.

Esta es una enfermedad que puede iniciarse a cualquier edad y afecta en nuestros días entre el 1 y el dos por ciento de la población, teniendo como factor predisponerte esencial los antecedentes de la enfermedad en el conjunto familiar, en tanto que un treinta por ciento de quienes sufren psoriasis tienen un familiar que la padece.

Diversos son los factores que pueden  desencadenarla, entre ellos los más notables son los traumatismos, infecciones, cambios de tiempo bruscos, fármacos y el agobio sensible.

La forma en la que aparece es gradual y simétrica, siendo las zonas más perjudicadas el cuero cabelludo, codos, rodillas y la zona lumbrosacra.

Este género de lesiones pueden generar una picazón intensa, situación que lleva a rascar la zona y generar pequeñas heridas sangrantes.

Cuando aparece en los pequeños puede tener un comienzo áspero con numerosas lesiones y en general es tras una infección generalmente una faringitis.

El diagnóstico es siempre y en toda circunstancia efectuado por el especialista teniendo presente el género de lesión y donde se halla localizada, más tarde otros estudios más precisos la confirmarán.

Esta enfermedad tiene un curso de desarrollo que es imprevisible, no obstante es siempre y en todo momento crónico y tiene remisiones y crisis, lo que trae un impacto fuerte en la calidad de vida de quienes la sufren.

Existen diferentes géneros de tratamientos, pueden ser locales o bien sistémicos en dependencia de cada caso particularmente.

Cuando se presenta de forma leve el tratamiento local se realiza con cremas que evitan la sequedad excesiva de la piel. Asimismo se pueden usar corticoides y equivalentes de la vitamina liposoluble de tipo D.

Ya cuando la enfermedad es más extensa se opta por el tratamiento sistémico que incluye los llamados inmunosupresores.

Otra opción alternativa es el empleo de la fototerapia que aprovecha los efectos ventajosos de los rayos UV sobre la psoriasis, consiguiéndose resultados perfectos con remisiones que duran en el tiempo.

Check Also

Enfermedad de Addison, el agobio pone bajo riesgo la vida

Según las estadísticas médicas la enfermedad de Addison se presenta en cuatro de cada cien …