Home / Deportes / La Rinitis Alérgica enfermedad Usual en Atletas

La Rinitis Alérgica enfermedad Usual en Atletas

Frecuente en la población generalmente y entre los atletas particularmente, la rinitis alérgica es una de las causas más habituales del bajo desempeño deportivo de estos, pudiendo provocar una morbilidad significativa, siendo esencial el diagnóstico precoz a fin de empezar un tratamiento conveniente.

Para bastantes personas el realizar actividad física de forma usual es esencial en su vida puesto que esta actitud ejercita un efecto conveniente tanto para su salud para su calidad de vida. Por tal razón,  tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de enfermedades de tipo alérgico se deben tener en consideración ciertas pautas particulares.

La rinitis es la inflamación de la mucosa nasal, teniendo como manifestaciones más habituales estornudos, congestión, prurito y secreción y en bastantes personas se asocian además de esto síntomas oculares y auriculares.

A pesar de tratarse de una enfermedad benigna en muchas ocasiones puede estar asociada a otras nosologías respiratorias como el asma bronquial.

Por otra parte, es una enfermedad que afecta la calidad de vida y el funcionamiento físico, aspecto este que es significativamente esencial en los atletas.

Existen 2 géneros de rinitis la alérgica y la no alérgica y puede ser por su parte persistente o bien intermitente.

En la última década se ha producido un notable incremento de la rinitis alérgica en la población por norma general y entre los atletas, quizás como una consecuencia lógica, en tanto que las personas que practican deportes se ven más expuestos a la polución exterior y a alergenos.

Por otra parte, los atletas que padece de rinitis alérgica a menudo tienen comprometidas las vías respiratorias bajas.Un estudio efectuado en doscientos catorce atletas olímpico dio como resultado que el cuarenta y uno por ciento sufría de rinoconjuntivitis alérgica, que daba como resultado un significativo descenso de su desempeño deportivo.

La nariz tiene dos funciones, que son esenciales, una es la olfativa y la otra es respiratoria, siendo la encargada de filtrar, humidificar y calentar el aire que aspiramos. Todas y cada una estas funciones dependenden en buena medida de los vasos sanguíneos y las glándulas que por otro lado, son reguladas por reflejos del sistema inquieto autonómico. La funcionalidad de este complejo sistema se halla comprometida en personas que sufren de inflamación nasal crónica.

Cuando se hallan adiestrando, los atletas se ven expuestos a un sinnúmero de agentes alergenos, aire frío y diferentes substancias contaminantes que pueden ocasionar cambios esenciales en sus funciones respiratorias, a pesar que ciertos atletas sienten una mejora a lo largo del ejercicio,  en la mayor parte la rinitis tienede a empeorar.

Asimismo, existe el agravante que la mayor parte de los campeonatos deportivos esenciales por norma general se efectúan a lo largo de la primavera y principios del verano haciéndose en lugares donde hay gran concentración de pólenes y polución. Si se trata de deportes invernales el aire frío causa rinorrea y esto en pacientes con rinitis empeora el cuadro.

Otro ejemplo es el de los bañistas que se hallan expuestos de forma prolongada a los derivados del cloro y pueden verse perjudicados con la inflamación de la mucosa.

El tratamiento de la rinitis en los atletas,  hecho apropiadamente,  reduce los síntomas y minimiza los efectos desfavorable de la enfermedad. Para esto es esencial un diagnóstico precoz y adoptar medidas precautorias concretas.

Debe tenerse en cuenta que los tratamientos no pueden infringir las regulaciones legales respecto a las drogas y medicamentos que pueden usar los atletas y en los de alta competencia deben darse de alta los resultados antes que se señalen las medidas terapéuticas a continuar.

Los antihistamínicos de primera generación para personas con rinitis leve a moderada son los medicamentos escogidos y los fármacos más nuevos de segunda generación son útiles aparte de seguros mas normalmente no calman la congestión nasal, en tanto que los descongestivos resultan útiles mas por norma general inducen a efectos cardiológicos que pueden ser desfavorables.

Así la efedrina y metilefendrina están prohibidos en las altas competiciones y los descongestionantes tópicos se hallan tolerados mas no se aconseja su empleo de forma prolongada.

Por otra parte, algunos antihistamínicos más nuevos -levocetirizina, elastina, desloratadina y fexofenadina- dan alivio a la congestión nasal. La azelastina como la levocabastina tienen efectos veloces y no son sedantes, pudiéndose usar sin inconvenientes tanto en el alivio de los síntomas nasales como oculares (gotas oftálmicas).

Los esteroides nasales son los más eficaces para calmar el bloqueo nasal y son la terapia más utiliada en pacientes con rinitis moderada a grave y la inmunoterapia es útil para el control de los síntomas de la rinitis aguda, debiendo los atletas efectuar ejercicio intenso después de las aplicaciones.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …