Home / Enfermedades / La hipertensión, una enfermedad moderna

La hipertensión, una enfermedad moderna

La hipertensión o asimismo famosa como presión alta se considera una enfermedad moderna con graves consecuencias, en tanto que puede llevar a la persona a sufrir un ataque cardiaco o bien un paro. Por este motivo, en el instante que aparecen los síntomas debe buscarse el tratamiento de forma inmediata.

Como síntomas de la hipertensión pueden mentarse como los más comunes: cefaleas, visión turbia, mareos, latir en los oídos, el ritmo cardiaco lento o bien demasiado veloz, nerviosismo y falta de deseo sexual.

Generalmente las personas ignoran esta clase de síntomas, mas cuando aparecen es conveniente hacer un chequeo de la presión y contactar al médico.

Cuando el corazón late, bombea sangre cara las arterias y crea presión en ellas, esa presión es la que deja que la sangre pueda circular por el cuerpo.

Cuando se toma la presión a una persona se registran 2 cifras la primera es la presión sistólica, que es la que se produce en las arterias cuando el corazón late y la segunda es la presión diastólica, la que se registra cuando el corazón descansa entre cada latido.

Cuando la presión sube por el límite normal, 140/90 en los adultos, se genera la llamada hipertensión arterial. Una enfermedad común que afecta a más del veinte por ciento de las personas adultas entre cuarenta y sesenta y cinco años.

Es un mal silencioso puesto que se puede tener la presión arterial alta y no sufrir síntomas, de allá la relevancia que tiene la prevención de hacer un control, en tanto que la hipertensión aumenta el riesgo de un derrame cerebral.

No se han encontrado hasta el día de hoy las causas concretas de la hipertensión, mas se han podido determinar ciertos factores de peligro que hacen que ciertas personas tengan mayores posibilidades de sufrirla. Entre ellos está el consumo elevado de sal, alcohol, tabaco, obesidad, falta de actividad física y estrés.

A pesar que la hipertensión arterial no puede curarse claramente, hay una serie de hábitos vitales que así como fármacos concretos pueden supervisarla de forma substancial eludiendo sus consecuencias deplorables.

Algunas de las prevenciones que deben tenerse son:

  • Vigilar periódicamente la tensión.
  • Estar en el peso ideal eludiendo la obesidad.
  • Cambiar la vida sedentaria por una físicamente activa.
  • Disminuir el nivel de sal en las comidas.
  • Reducir al límite las grasas de origen animal, haciendo una dieta rica en legumbres, verduras, frutas y fibras.
  • No fumar
  • Evitar el consumo exagerado de bebidas alcohólicas
  • Disminuir la ingesta infusiones como el té y café

La hipertensión es una enfermedad que si no se trata puede llevar a un agrandamiento del corazón, puesto que este precisará de más fuerza para bombear la sangre por medio de las arterias.

La prevención y hábitos saludables de vida son 2 factores esenciales en la lucha contra este inconveniente que afecta a personas en el mundo entero.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …