Home / Enfermedades / La genética, primordial causa de la obesidad

La genética, primordial causa de la obesidad

A pesar de lo que se cree, los genes determinan en prácticamente un ochenta por ciento el peligro de obesidad, con lo que los factores ambientales semejan tener menor relevancia de la que se le atribuye.
Tal aseveración procede de las conclusiones de una investigación efectuado por los estudiosos del University College de Londres, quienes valoraron el índice de masa anatómico (IMC) y el perímetro de la cintura de una muestra de cinco mil noventa y dos parejas de gemelos con edades entre ocho y once años nacidos entre mil novecientos noventa y cuatro y mil novecientos noventa y seis.
Los estudios con gemelos se efectúan para poder distinguir entre los riegos de naturaleza genética de los impuestos por factores ambientales como la dieta o bien la situación social y económica.
De esta manera, si las alteraciones géneticas tuviesen un enorme peso sobre el peligro de obesidad, los gemelos monocigóticos o bien univitelinos con genes idénticos, deberían tener un mayor peligro de obesidad que los gemelos bicigóticos o bien bivitelinos con genes diferentes, viviendo en un mismo ambiente.
El estudio probó que los gemelos univitelinos presentaban IMC y perímetros de cintura considerablemente más afines que los gemelos bivitelinos pese a que cada pareja de gemelos vivían en exactamente la misma casa.
Un análisis más profundo pronosticó que el peligro innato a la obesidad está genéticamente determinado en más o menos un setenta y siete por ciento al tiempo que los factores ambientales compartidos pesaban un diez por ciento y los no compartidos un catorce por ciento .
Estos resultados confirman otros estudios que apuntaban a una contribución de los genes en el peligro de obesidad de entre el cincuenta y cinco y el ochenta y cinco por ciento .
Los autores reconocen que los ambientes que favorecen la obesidad suponen un esencial factor de peligro mas que, pese a ello, la predisposición genética es la más esencial razón de que unos pequeños sean obesos al paso que otros no.
Además de esto aconsejan que la dieta, alimentación y actividad física de los pequeños sea optimada para asegurar que aquellos con predisposición genética a la obesidad no amontonen un exceso de peso.
Fuente:
Department of Epidemiology and Public Health, Health Behaviour Research Centre, University College London, London, United Kingdom.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …