Home / Anatomía / ¿Dolor en la rodilla? Puedes estar padeciendo de condromalacia

¿Dolor en la rodilla? Puedes estar padeciendo de condromalacia

El sentir molestia o bien dolor en la rodilla puede ser algo pasajero y sin relevancia o bien asimismo una señal que delata algún inconveniente más grave, especialmente cuando aparece en deportistas y personas de la tercera edad, en tanto que se puede estar frente a un cuadro de condromalacia, que ocurre cuando el cartílago o bien tejido blando que resguarda la articulación se gasta.

Este es un género de sufrimiento usual en la rodilla y los factores que pueden ocasionarla son ejercicios y presiones excesivas o bien un desgaste natural del cartílago debido a la edad.

Para entender mejor esta enfermedad hemos de saber como está formada esta zona de la rodilla. De este modo, la rótula es un hueso pequeño que se sitúa enfrente de la rodilla descansando en la parte inferior del fémur, siendo una parte de una articulación, llamada patelofemoral, indispensable a fin de que una persona pueda pasear, correr, saltar e incluso agacharse


Cualquier clase de dolor o bien sensibilidad que se sostenga a lo largo de un tiempo razonable, es suficiente para que se realice una consulta médica. El especialista,  después de repasar la rodilla puede precisar de la toma de ciertas placas con rayos X y de este modo conocer mejor que género de daños ha generado la lesión.

También,  puede ser preciso usar sistemas más complejos como una tomografía o bien resonancia magnética, que le dejarán al profesional advertir la magnitud de la lesión y le asistirán a realizar un tratamiento a fin de calmar las molestias y dolores.

En la actualidad la medicina cuenta asimismo con una investigación llamado artroscopia, una enana cámara que se introduce en la articulación y deja ver el funcionamiento de la rótula cuando se hace una flexión.

Inicialmente el tratamiento va a hacer disminuir y también dolor y las molestias como asimismo la inflamación. Esto se logra a través del empleo de antiinflamatorios y haciendo reposo. Ocasionalmente, puede aplicarse calor en forma localizada así sea a través de fomentos de agua caliente, fango termal, parafina o bien usando rayos infrarrojos.

Superada esta etapa se empezará con una rehabilitación física para poder entregar solución a inconvenientes como falta de flexibilidad, fuerza, cómputo muscular y un alineamiento correcto, que normalmente se efectúa mediante una rutina de ejercicios por más o menos 3 meses.

Una restauración total se logra en un lapso que va de dos a seis meses, siendo que en las primeras 8 semanas no van a poder efectuarse deportes ni actividades físicas extremas, eludiendo asimismo todo género de flexiones para no producir tensión en la zona de la rodilla.

Si el tratamiento no diese el resultado aguardado o bien si desde el diagnóstico inicial los daños son graves va a deber efectuarse una cirugía, mas si los daños son grandes es imposible revertir el cuadro y la cirugía solo va a ser un factor paliativo para disminuir el dolor y las molestias.

Asimismo, se aconseja que frente a un cuadro de molestias y dolor persistenteen la rodilla se comience inmediatamente el tratamiento puesto que en la enorme mayoría de los casos tomada a tiempo esta enfermedad puede revertirse.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …