Home / Enfermedades / Dismorfofobia, no soy como me veo

Dismorfofobia, no soy como me veo

Muchas personas en el mundo entero tienen una consideración de si mismas que no guarda relación con la realidad, es posible que se vean demasiado gorditas, demasiado delgadas, se sientan poco atractivas o bien con una nariz muy irregular, la mayor parte de ellas sufre un trastorno de la autopercepción.
Asimismo llamada trastorno dismórfico anatómico o bien síndrome de distorsión de la imagen, la dismorfofobia es un trastorno de la percepción y valoración anatómico consistente en una preocupación exagerada por algún defecto inexistente en la apariencia física, o, en una valoración desmedida de posibles anomalías físicas que pudiese presentar un individuo supuestamente normal.
La fobia a la deformidad física es un cuadro clínico bastante frecuente; quienes tienen la convicción obsesiva de tener una parte o bien todo el cuerpo irregulares padecen sofocación por su supuesta fealdad y tienden a que imperfecciones minúsculas acepten una relevancia desmedida. Las protestas pueden concretarse en cualquier una parte del cuerpo y afectan por igual a personas atractivas y a quienes no lo son.
Los estudios prueban que en el cuarenta y cinco por ciento de los casos la protesta se centra en la manera de la nariz, aunque, las perturbaciones, imaginarias o bien mínimas, pueden corresponder a la cara, el peso, la estatura, el trasero, la barriga, el pelo, los pechos, pies, manos, genitales, piernas, y extenderse a cualquier una parte del cuerpo.
Esta fobia o bien temor a no tener un aspecto normal se observa con más frecuencia en los adolescentes de los dos sexos y esta exageradamente ligada a las transformaciones que se dan en la pubescencia, empezando cara los 12 años y finalizando, en los casos no patológicos, cara los dieciocho o bien veinte años.
La dismorfobia es mucho más habitual entre jóvenes de clase alta, con escasos o bien ningún defecto físico. Influidos por los medios y los altos estándares de belleza actual, comienzan a tener una percepción erronea o bien exagerada de defectos físicos inapreciables o bien imaginarios.

Tabla de Contenidos

  • Prevención de la dismorfofobia
  • Tratamiento de la dismorfofobia

Prevención de la dismorfofobia

El mejor tratamiento es la prevención, y su mejor camino, la entendimiento. Por lo tanto, la herramientas pero eficiente consiste en una educación en el campo familiar basada en el amor, que aporte al indivíduo la precisa confianza y seguridad en sí y que al unísono forme para la libertad y la autodeterminación, y que tenga presente no solo aquello que manifiesta su conducta, si no asimismo, las necesidades propias de cada etapa de la vida y los sutiles cambios sicológicos que les acompañan.
Además de esto, si bien no cabe duda que la imagen física, y en la actualidad de forma más intensa, es esencial en nuestra vida rutinaria, es preciso relativizar su relevancia, haciendo hincapié en otros valores del ser humano: la bondad, la solidaridad, la sinceridad, la cultura y la sensibilidad artística.

Tratamiento de la dismorfofobia

Si, por contra, ya nos hallamos frente a la enfermedad, lo más esencial es ser siendo conscientes de que se tiene un inconveniente al que nos podemos enfrentar.
En casos leves, el apoyo de familiares, amigos o bien un ser querido, puede ser suficiente para recobrar la confianza en si mismo, no obstante, en los casos severos vamos a deber recurrir a la ayuda de un profesional, bien sea siquiatra o bien sicólogo.
Existen muchos géneros de terapia eficientes en las alteraciones de la imagen corporal, las más convenientes son aquellas que se fundamentan en la toma de conciencia tanto del espacio interno como del externo.
El tratamiento sicológico es bien difícil, mas con terapia y/o medicación, aun los que admiten que el inconveniente está en su psique y no en su cuerpo, se pueden recobrar.
Por último, cuando de veras hay una perturbación, la cirugía estética, sola o bien asociada al tratamiento sicológico, ha mostrado ser una genial ayuda para reducir o bien suprimir ciertas manifestaciones asociadas a la dismorfofobia.
Un elevado número de personas tratadas con cirugía estética, no solo han estado satisfechos con su nueva apariencia, sino más bien asimismo, han encontrado un esencial incremento en su autoestima y una clara mejora en la manera de relacionarse con los otros.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …