Home / Alimentación sana / ¿Comó avejentar pero sanos?

¿Comó avejentar pero sanos?

Llegamos a la vetustez y siempre y en toda circunstancia se presentan múltiples enfermedades que se transforman en un dolor de cabeza usual para los mayores de edad. La mayor parte de las enfermedades pueden ser causa de una mala nutrición que se ha llevado a lo largo de múltiples años.

Cuando me refiero a enfermedades que se presentan en la vetustez, hablo de inconvenientes referidos al sistema óseo como puede ser la artrosis, el sistema cardiovascular que se ve perjudicado con la presión y diferentes nosologías que se agudizan con la acumulación de grasa, enfermedades hepáticas, etc.

Y como se puede intentar eludir que estas enfermedades aparezcan, se presenten en menor cantidad o bien en menor intensidad. Este pensamiento quizás lleve a que hemos de estar atados a no probar mordisco de esas cosas tan ricas que tanto nos agradan, mas no es de esta manera.

Al buscar eludir inconvenientes a futuro sosteniendo una mejor nutrición puede ser en ocasiones más simple de lo que se cree.

Es esencial saber que hay que aprender a comer con menos cantidad de sal en tanto que esta es un factor que afecta a la presión sanguínea. Debemos comprender que al ir avejentando nuestras papilas gustativas van a ir perdiendo poco a poco la calidad de sentir el gusto como anteriormente de ahí que que no saben los gustos igual que cuando éramos pequeños. Por tal razón es que si comemos una cierta cantidad de sal siendo jóvenes cuando avejentemos vamos a comer más cantidad de sal para continuar sintiendo exactamente el mismo sabor que en la juventud.

El acostumbrarnos a comer vegetales de diferentes colores aportase a nuestra dieta un equilibrado aporte de diferentes minerales, vitaminas y proteínas vegetales.

El consumir pescado va a ser bueno por su buen aporte de fósforo, es rico en omega tres y seis. La dieta rica en estos ácidos grasos es buena para la coagulación de la sangre, previene enfermedades cardiacas. Estos ácidos grasos asimismo los podemos lograr en diferentes granos como el lino, girasol y nueces.

Sumar frutas a nuestra nutrición en forma de bocadillos entre comidas es buena forma de suplantar lo snack que siempre y en toda circunstancia acostumbran a ser papas fritas, gominolas que solo aportan calorías y grasas poco saludables.

Intercalar las carnes rojas, cerdo, pollo y pescado. Preferir siempre y en todo momento los cortes más magros para eludir la grasa que la carne aporta.

No es bien difícil llevar una mejor nutrición si no deseamos hacer una dieta rigurosa. Lo esencial es emplear la lógica y complementar nuestra nutrición con cada comestible natural, comer de todo y eludir los excesos seria una buena forma de alimentarse.

Tener cuidado de no excederse con los aderezos, snack´s, gominolas y una buena hidratación van a hacer una mejor salud para nuestro porvenir.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …