Home / Alimentación sana / Bulimia: La enfermedad oculta

Bulimia: La enfermedad oculta

La bulimia es una enfermedad caracterizada por la presencia de capítulos incontrolados de comer en demasía seguidos de procedimientos para deshacerse de lo ingerido; autoinducción del vómito, empleo desmandado de laxantes, enemas usuales y ayuno excesivo para supervisar el peso anatómico son ciertas técnicas utilizadas.

Los capítulos de comer en demasía o bien atracones, consisten en la ingesta de grandes cantidades de comida en un período cortísimo, pueden generarse en periodos de tiempo muy variables: de un par de veces a la semana a múltiples veces al día.

La OMS ha clasificado la anorexia y la bulimia como trastornos mentales y del comportamiento. Son enfermedades mentales puesto que el miedo a engordar y la carencia de autocontrol sobre la nutrición, hace que  los sentimientos y pensamientos determinen un estado de ánimo y mental que termina en procesos depresivos.

bulimia

Causas

Como en la Anorexia y la Vigorexia, Los factores socioculturales juegan un papel fundamental en la aparición de este desorden, el culto a la belleza y la autoevaluación fundamentada en el peso y la manera del cuerpo son 2 piezas esenciales en la aparición de los trastornos de la nutrición.

Determinadas peculiaridades familiares, así como factores individuales de la persona enferma y factores sociales pueden predisponer a una persona a padecer trastornos de la nutrición.

La bulímia inquieta está ligada al sexo femenino, un noventa a noventa y cinco por ciento de las personas perjudicadas son mujeres y la edad de aparición acostumbra a estar entre los dieciocho y veinte años.

Síntomas

  • Episodios recurrentes de atracones que pueden estar asociados a costumbres o bien rituales alimenticios especiales.
  • Comportamiento compensatorio,  recurrente y también inadecuado para prevenir la ganancia de peso anatómico (vómitos autoinducidos, empleo de laxantes, diuréticos, ayuno o bien ejercicio excesivo).
  • Los atracones y comportamientos compensatorios ocurren por lo menos un par de veces por semana a lo largo de tres meses.
  • Usualmente un peso bajo o bien normal, con la consideración personal de estar gordo; acompañado o bien no de sentimientos de desanimo relacionados con la insatisfacción consigo y con la apariencia anatómico.
  • Cicatrices en la parte trasera de los dedos debido al proceso de autoprovocarse el vómito.
  • Desgaste del esmalte bucal por la acción de los jugos estomacales evacuados en los vómitos.

Tratamiento

La bulimia generalmente se trata con una combinación de terapia individual, terapia familiar, modificación del comportamiento y rehabilitación nutricional. Ha sido efectivo el empleo de terapia cognitiva del comportamiento y de fármacos antidepresivos o bien antiansiolíticos si está presente un cuadro de depresión y/o ansiedad asociado.

Las dificultades que se presentan a lo largo del tratamiento, requieren la participación del médico y de un dietista para conseguir una restauración conveniente. Es de vital relevancia el apoyo familiar y de seres allegados en la terapia, para conseguir un restablecimiento completo del enfermo.

Prevención

No se conocen medidas precautorias para reducir la incidencia de la bulimia, solo el diagnóstico y tratamiento oportuno pueden reducir la gravedad de los síntomas.

Los progenitores, maestros y adiestradores deportivos están en el deber de alentar a los jóvenes a fin de que adopten hábitos alimenticios saludables y sostengan una actitud realista en lo que se refiere al peso anatómico y la nutrición.

Educar jóvenes críticos en un entorno de cariño, paz y entendimiento es lo ideal; hacerlos capaces de distinguir lo real de los patrones impuestos por los medios, el consumismo y la moda actual.

Ana Elena Pena lo explica realmente bien en su reflexión Bulimia y Prozac (http://anaelenapena.blogspot.com/2005/11/bulimia-y-prozac.html), cito sus palabras:

”No ganais nada sosteniendo el vicio en silencio, tan solo que vaya a más, y tal vez para entonces sea demasiado tarde y ya os habreís hecho mucho daño, a vosotras mismas, y a la gente que os quiere. Para la prevención de la enfermedad, es esencial la cooperación de la familia, que no haya un entorno opresivo, que los progenitores formen a sus hijos en un tiempo de confianza, que les den una educación sexual sana, y que no les hagan sentirse abochornadas de su cuerpo. Si teneis pareja debeis confiar en él y hablarle claramente del inconveniente, seguro que se transformará en vuestro mejor apoyo.No dejeis que la bulimia se transforme en una esclavitud.”

Nuevamente digo que debemos aprender para instruir a nuestros hijos a distinguir los estereoripos del culto excesivo al cuerpo y a la imagen de lo que es verdaderamente sano y normal para cada persona en su ambiente social, de esta forma para cada uno de ellos de nosotros lo verdaderamente esencial ha de ser admitirse tal como como se es y no las imposiciones de los cánones de belleza actuales.

La Asociación contra la Anorexia y la Bulímia dispone en su página información detallada y recursos a los que podemos acceder para la prevención de esta y otras enfermedades relacionadas.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …