Home / Enfermedades / Ataque cardiaco y ejercicio

Ataque cardiaco y ejercicio

Existe la creencia que aquellos que han sufrido un ataque cardíaco no pueden y no deben efectuar actividad física.

Si bien es verdad que este género de nosología puede alterar el organismo y los hábito de vida que se llevaban hasta suceder el episodio, no menos cierto es quela actividad física controlada es beneficiosa para este género de personas.

El corazón puede contestar de forma positiva a todo cuanto se le ofrece y el ejercicio no es la salvedad.

Aquella personas que han estado una gran parte de su vida desarrollando trabajos sedentarios y deciden empezar a efectuar ejercicio físico van a deber, anterior a comenzar esta clase de actividades,  efectuarse un chequeo médico y con mayor razón todavía,  aquellas que sufren inconvenientes cardiacos.

Una vez hecho esto quienes han sufrido algún inconveniente cardiovascular pueden empezar una rutina de ejercicios físicos,  siempre y en todo momento bajo un riguroso control médico, puesto que  va a ser una labor enormemente gratificante y que además de esto le generará estímulos ventajosos.

Por otra parte, las investigaciones científicas hechas a este respecto han dado como contestación que el ejercicio ayuda a prevenir el peligro de padecer otro ataque cardíaco en personas que ya han pasado por esta circunstancia.

La rutina de ejercicio habrá de estar planificada y habrá de ser efectuada regularmente con los controles y cuidados precisos que en todos y cada caso se requieran.

Prestar atención a ciertos síntomas, cuando se efectúa la planificación de la rutina para establecer un programa conveniente que fortalezca el corazón sin peligros de padecer algún daño.

Síntomas como molestias en el pecho, dolor, pesadez, presión arterial alta, son indicadores de que algo no marcha bien y que el corazón no recibe el oxígeno suficiente para trabajar de forma normal.

Si cualquiera de estas señales se manifiesta a lo largo de el ejercicio físico deberá inmediatamente detenerse y buscar ayuda médica.

Salvo estos hechos que son puntuales y a los que hay que prestar la debida atención, el ejercicio robustece el corazón puesto que lo hace palpitar fuertemente, incrementando sus músculos la capacidad de emplear el oxígeno.

Con el tiempo y la práctica, el ejercicio regular hace que el corazón funcione de forma más eficiente.

Por otra parte, el hecho de seguir un programa conveniente de ejercicio asistirá a la persona con sobrepeso a adelgazar y sostenerse saludable, reduciendo asimismo el peligro de padecer osteoporosis, colesterol alto, diabetes y reduciendo los inconvenientes como la artritis.

Asimismo, el ejercicio reduce la fatiga, mejorando los músculos en tanto que es un estimulante para el desarrollo de vasos pilíferos que se desarrollan en los músculos y que mejoran el transporte de oxígeno.

La práctica de actividad física asimismo mejora la salud mental pues genera liberación de endorfinas, reduciendo la depresión, el agobio y los estados de ansiedad.

Ejercicios aeróbicos como nadar, pasear, correr o bien caminar en bicicleta pueden hacerse por unos veinte minutos a media hora, mas va a ser el médico quien determine la duración de el ejercicio físico teniendo presente la frecuencia “cardiaca objetivo” que va a ser menor que la “frecuencia cardiaca máxima” usando además de esto, factores como edad y forma física. Si además de esto la persona ha tenido inconvenientes cardiovasculares el profesional va a tener en consideración otros factores.

La mayoría de los médicos cardiólogos coinciden en el hecho que para acrecentar la manera física, lo idóneo son de tres a cinco sesiones a la semana de ejercicioaeróbico con una duración máxima de cuarenta y cinco minutos y para aprovecharlo bien el ejercicio cardiovascular ha de ser practicado de tres a cinco días por semana. Recordando toda vez que al mismo tiempo de ejercicio debe descontarse el de calentamiento y de estiramiento que fluctúa en unos diez minutos en suma.

Para quienes han sufrido algún género de enfermedad cardiovascular el ejercicio va a ser un aliado incondicional para una mejor calidad de vida.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …