Home / Deportes / Artrosis en atletas y atletas

Artrosis en atletas y atletas

Por lo general asociamos la artrosis con  una enfermedad que se presenta en adultos mayores, descartando plenamente que una persona joven pueda sufrirla.

Sin embargo, esto no es tan de este modo, sobre todo teniendo presente ciertas peculiaridades que se vinculan a los atletas y deportistas que pueden generar un deterioro en forma progresiva del cartílago articular y terminar ocasionando una artrosis prematura.

En la actualidad son cada vez más los inconvenientes de artrosis en personas jóvenes que apenas al alcanzado los cuarenta años, siendo que la causa de esto puede estar vinculada con las actividades que la persona realiza y asimismo, con las posturas adoptadas frecuentemente.

La artrosis es un desgaste que se genera en el cartílago, que es el tejido encargado de resguarda los extremos de los huesos amortiguándolos y favoreciendo las articulaciones.

Se trata de una enfermedad de tipo reumática que genera diferentes síntomas como dolor, rigidez, hinchazón, contrariedades para movilizarse y un deterioro progresivo y funcional que puede acabar con graves discapacidades para quien la sufre.

Si bien es cierto que este es un proceso lento y progresivo y por norma general presente en la ancianidad, como una lógica consecuencia del paso del tiempo, los atletas y atletas al hacer un uso inapropiado de sus articulaciones pueden desarrollar la artrosis a una edad temprana.

Tanto en los atletas profesionales o bien apasionados al deporte, la causa más usual que genera el sufrimiento de artrosis, es la sobrecarga de las articulaciones, un adiestramiento excesivo o bien el usar técnicas incorrectas que generan daño sobre las articulaciones.

Por otra parte, las articulaciones que con una mayor frecuencia se ven perjudicadas son la cadera y la rodilla, por ser las que aguantan mayor peso a lo largo de la realización de los adiestramientos.

Tanto en futbolistas como tenistas, rugbiers y los atletas que hacen salto, es  usual que padezcan de artrosis de rodilla, por un empleo en forma repetida de esa articulación en todos y cada movimiento realizado.

Cuando la artrosis ya se halla instalada solo queda como opción alternativa emplear los tratamientos paliativos que tienen por objeto reducir los síntomas. Entre los métodos terapéuticos más empleados se hallan los analgésicos, antiinflamatorios, estimuladores del cartílago, la fisioterapia, la kinesioterapia, la práctica de ejercicios de bajo impacto y en ciertos casos se usa la cirugía para devolver la movilidad al paciente.

Lo ideal y aconsejable es proseguir con el adiestramiento y prevenir el desarrollo de la enfermedad. Para conseguir esto, lo más indicado es aumentar de forma gradual la actividad física, mas respetando el reposo que el cuerpo precisa y cambiando el género de actividades para no sobrecargar de manera continua exactamente la misma zona del cuerpo.

Por otra parte, conocer la técnica adecuada para ejecutar bien cada uno de ellos de los movimientos no poniendo el peso sobre ciertas articulaciones.

El entrenar con un calzado adecuado asimismo es de mucha relevancia, como hacer el calentamiento previo a empezar los ejercicios y los estiramientos una vez que se acaba con la rutina.

La artrosis es una enfermedad que puede de forma perfecta ser eludida si se ponen en práctica determinadas medidas de prevención, sobre todo por el hecho de que no es una enfermedad eventual o bien fortuita sino más bien una enfermedad que se instala generada por los hábitos perjudiciales y las inapropiadas formas de adiestramiento.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …