Home / Enfermedades / Acidez de estómago

Acidez de estómago

Cuando alguien afirma que padece de acidez estomacal se refiere a un síntoma que puede contestar a distintos trastornos gástricos, por tal razón al alterar ciertas conductas pueden prevenirse muchos de los inconvenientes relacionados con la acidez.

El esófago es el cilindro flexible que empieza en la faringe finalizando en el cardias (parte superior del estómago) y la acidez se genera cuando el ácido del estómago se vierte en el esófago, pues este no tiene una mucosa que lo cubra como la del estómago.

Tanto la dispepsia funcional, como la gastritis y úlceras pépticas, son las autoras de lo que vulgarmente se conoce como acidez de estómago.

Hasta no hace mucho se pensaba que todas y cada una estas nosologías eran provocadas por una hipersecreción ácida, no obstante, el día de hoy se sabe que el autor de la mayor parte de los trastornos de la mucosa gástrica es la bacteria llamada H. Pylori.

También, cuando se hace un uso progresivo de analgésicos acostumbra a verse desequilibrada la defensa y reparación de la mucosa estomacal y esto causa una mayor susceptibilidad al ataque del ácido.

Generalmente, alén de las causas que pueden producir la acidez estomacal existen conductas y hábitos que nos predisponen a padecer de esos trastornos.

Por lo dicho,  podemos terminar que existen comestibles que pueden ser incorporados a la dieta diaria y que contribuirán a controlar la acidez de estómago.

Debemos tener en consideración además de esto, que en una dieta contra la acidez es esencial tomar en consideración tanto la calidad como la cantidad de los comestibles a consumir y la periodicidad con la que se efectuará la ingesta de exactamente los mismos.

Pudiendo refererir como pautas generales las siguientes:

  • Ingestas de poco volumen y alta periodicidad: Por lo menos deben efectuarse 6 comidas al día, desayuno, snack de media mañana, almuerzo, snack de media tarde, merienda y cena. Si la cena se efectúa temprano no es preciso snack por la tarde y se puede pasar para comerlo de noche.
  • Temperaturas de los alimentos: Es fundamental que los comestibles no se hallen ni exageradamente fríos ni demasiado calientes. Lo recomendable es comerlos tibios.
  • Forma de cocción: Es esencial tratándose de verduras y frutas crudas que sean peladas y se ingieran sin semillas. En lo que se refiere a la carne no ha de estar demasiado cocida, siendo preferible cocinar la carne hervida.
  • Comer más carnes blancas: Pues son menos irritantes que las rojas, en tanto que se asimilan más veloz y continúan menos tiempo en el estómago.
  • Evitar las grasas: A pesares que una dieta normal debe contenerlas para un perfecto cómputo alimenticio, en estos casos deben evitarse por completo.
  • Los dulces: Eludir ingerirlos en demasía.
  • La leche: En otra temporada fue un pilar del tratamiento contra la acidez, mas en verdad estimula la secreción de ácido gástrico. No debemos quitarla por completo mas se recomienda consumirla en cantidades reducidas y en la medida de lo posible de forma fraccionada.
  • Fibras crudas, condimentos y cafeína: Sobre todo el salvado en demasía, los condimentos realmente fuertes como pimienta y la cafeína son todos enormemente irritantes de la mucosa gástrica.
  • Alcohol: Genera secreción ácida, con lo que acostumbra a aconsejarse un consumo de alcohol en cantidades mínima y diluidas.
  • Tabaco: Se trata de un factor de peligro para la aparición de úlceras y sus dificultades.

Existen otros cambios de hábitos tanto alimentarios como de vida en general que pueden asistir a normalizar los inconvenientes gástricos, como por ejemplo: añadir actividad física o bien la adopción de medidas que reduzcan el agobio .

También, el médico especialista puede apuntar algún género de fármaco como antiácidos, bloqueantes H2, inhibidores de la bomba de protones.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …