Home / Enfermedades / Acceso de pánico

Acceso de pánico

En los últimos años el llamado “ataque de pánico” o bien “trastorno del pánico”, se ha transformado en un tema recurrente. Una nueva nosología de la sociedad moderna que puede afectar a cualquier persona, sin importar un mínimo sexo, condición social o bien edad.

Pero, veamos primero de que se trata esta enfermedad.

Cuando ocurren los primeros capítulos, los síntomas acostumbran a presentarse sin un motivo aparente que los produzca. Más tarde van agregándose crisis

asociadas a lugares o bien a situaciones particulares, como salir de casa, quedarse solo, espacios con bastante gente o bien espacios cerrados.

Como consecuencia de estas crisis la persona empieza a sentirse preocupada puesto que no quiere regresar a probar una situación igual de nuevo y la tendencia es entonces la de eludir situaciones y lugares que asocia a un ocasional nuevo episodio.Una experiencia exageradamente desapacible que es acompañada por un intenso temor y el deseo de huir.

La lógica consecuencia de esta clase de cuadro es un estado de miedo llamado “Ansiedad Anticipada” y de esta manera la persona empieza a desarrollar conductas para eludir situaciones diferentes llamadas como “Agrofobia”, con el propósito de no estar expuesto al peligro de vivir instantes que puedan producir el peligro de nuevas crisis de pavor.

El acceso de pánico acostumbra a darse entre la segunda y tercera década de la vida, no obstante, puede presentarse a cualquier edad inclusive en pequeños.

Por otra parte, podemos destacar que el trastorno de pavor afecta con más frecuencia a personas que padecen de otras enfermedades relacionadas con los estados anímicos, como depresión o bien bipolaridad o bien asimismo ansiedad, ansiedad social y los casos de agobio artículo-traumático.

Algunos de los síntomas que con una mayor frecuencia pueden presentarse frente a un acceso de pánico son:

  • Mareo, inestabilidad y sensación de vacío en la cabeza
  • Temor a desmayarse
  • Sensación de debilidad
  • Sudor, temblores o bien escalofríos
  • Temor a fallecer o bien a perder el control
  • Opresión en el pecho, palpitaciones
  • Palpitaciones y pulso acelerado
  • Sensación de ahogo y falta de aire
  • Malestar general

Asimismo, esta enfermedad presenta tres elementos propios o bien principales:

  • Las crisis de pavor recurrentes: Es la primordial de trastorno caracterizándose por crisis de sofocación extrema, empezando de manera brusca y sin un motivo aparente que la produce. Los síntomas físicos son intensos, sensación de muerte, descontrol y estado de terror. Cuando la enfermedad avanza pueden generarse crisis de una intensidad más limitada que la persona siente que puede llegar a supervisar. Estas crisis acostumbran a pasar inadvertidas y esto favorece el hecho de que los síntomas persistan de forma residual trayendo como consecuencia recaídas.
  • La ansiedad anticipatoria: Esta etapa acostumbra a caracterizarse por un estado de permanente preocupación temiendo que las crisis se repitan y aumenta la ansiedad cuando el paciente debe enfrentarse a ciertas situaciones a las que le teme, siendo uno de los síntomas que mayor sufrimiento le genera, pues la acompaña de forma continua.
  • Las conductas de Evitación (Agorafobia): La persona tiende a eludir todas y cada una aquellas situaciones o bien sitios que puedan estar asociados a nuevos capítulos, por poner un ejemplo el eludir viajar solo o bien sencillamente salir de casa, los espacios cerrados, o bien demasiado frecuentados, asambleas sociales, cruce de túneles e incluso el transporte público.

Se procura eludir situaciones o bien lugares que se asocian con nuevos capítulos, o, con la complejidad de huir o bien percibir ayuda oportuna en el caso de una nueva crisis, Ejemplos comunes son eludir salir o bien viajar solo, espacios cerrados, muy frecuentados o bien apartado, asambleas sociales, emplear transporte público y cruzar túneles.

Las causas de los accesos de pánico son variadas entre ellas:

  • Las biológicas:Existen estudios que han llegado a determinar la existencia de una mala regulación de las funciones del sistema nervioso, sobre todo una estructura llamada amígdala que es la responsable de regular la contestación al temor. La predisposición familiar mas no por heredarse la enfermedad sino más bien por existir una mayor susceptibilidad a sufrirla.
  • Factores ambientales: Por norma general las personas que sufren esta enfermedad han enfrentado situaciones relacionadas de manera estrecha con abandono, separaciones, pérdidas o bien otros acontencimientos en su vida que han sido significativos, anteriores a iniciarse los síntomas. Pueden haber sido situaciones enfrentadas en la niñez o bien adolescencia
  • Las psicológicas: Se ha detectado que las personas que sufren de accesos de pánico aceptan menos aquellas situaciones en las que creen conminadas sus relaciones interpersonales esenciales. Existiendo un antecedente de familia escrupulosa y sobreprotectora. Por otra parte enfrentar las crisis de pavor produce inseguridad y una esencial dependencia.

Existen factores esenciales que facilitan los capítulos de crisis de pavor como por ejemplo:

  • El consumo de ciertas drogas
  • Consumo de alcohol de forma excesiva
  • El síndrome de abstinencia de alcohol
  • La ingesta de “pastillas para adelgazar”
  • Consumo de forma excesiva de cafeína (bebidas cola y café)
  • El consumo de tabaco
  • Problemas de la tiroides, bruscas bajas de la presión arterial, asma y inconvenientes del ritmo cardíaco
  • Realizar ejercicio extenuante
  • Trasnochar en exceso
  • Estrés

Existen variados tratamientos para supervisar los accesos de pánico y también incluyen fármacos singulares, psicoterapia, entendimiento mediante la educación sobre el trastorno. Siempre y en toda circunstancia se logran mejores resultados cuando se combinan múltiples tratamientos.

Por lo general en un etapa inicial del tratamiento se emplean medicamentos con el propósito de corregir la carencia de regulación biológica que es característica de esta enfermedad. Se busca en esta primera etapa superar los miedos y esto puede conseguirse en un período temporal corto, de unas 8 semanas, sosteniendo el tratamiento con medicación a lo largo de al menos un año para eludir cualquier recaída.

Se recomienda siempre y en todo momento un tratamiento que sea integral con medidas de coche cuidado para suprimir las molestias y tener un buen pronóstico en un largo plazo. La perseverancia es un factor esencial para un buen resultado y la suspensión prematura del tratamiento es una de las mayores causas de recaídas siguientes.

Los factores que pueden ocasionar recaídas en esta nosología son siempre y en toda circunstancia aquellos que no fueron tratados completamente como las crisis de pavor leves o bien las conductas de evitación, que se hallen presentes ciertos factores de peligro como un mal funcionamiento de la tiroides o bien tabaquismo y todas y cada una aquellos factores que no fueron bien resueltos como los duelos no elaborados de forma suficiente.

Por último, como medidas de coche-cuidado es esencial la información, entender lo desapacible que es una experiencia de acceso de pánico mas que no es peligrosa ni implica peligros inmediato. Entendiendo además de esto que si se detienen los pensamientos asociados al temor los síntomas tienden a reducir.

Para aquellas personas que tienen un familiar con este inconveniente es esencial admitir que es una enfermedad que requiere tratamiento especializado, ayudando al paciente a tomar consciencia de esto a fin de que realice lo antes posible una consulta.

Check Also

Efectos del azúcar en la dieta

Efectos del azúcar en la dieta

Tener algunos elementos de control en una dieta es algo ocasionalmente importante, puesto que como …